El test de Ishihara: detección del daltonismo

test daltonismo

Comprar flores, cruzar un semáforo, elegir un pantalón… estas simples acciones son sólo un ejemplo de las encrucijadas con las que se topan diariamente las personas que padecen daltonismo. Esta condición suele afectar al 8% de los hombres y 0,5% de las mujeres del total la población. A pesar de que aproximadamente uno de cada diez hombres presenta alguna forma de daltonismo, conocemos muy poco acerca de esta condición.

¿Qué es el daltonismo?

El daltonismo, conocido también por el nombre de “deficiencia del color”, es un defecto de la vista que se caracteriza por la incapacidad del individuo de distinguir ciertos colores o confundirlos con otros. Esta alteración suele afectar comúnmente a la percepción real de ciertos colores, como son el verde, el naranja, el rojo, el morado y el azul. Tiene mayor presencia entre los hombres, y su origen genético está ligado al cromosoma X, concretamente a un gen recesivo: todos los hombres que hereden un cromosoma X con este gen defectuoso padecerán este trastorno.  Su aparición se debe a la ausencia o al mal funcionamiento de uno o más conos, células dentro de la retina capaces de captar el color y la luz.

¿Cómo detectar el daltonismo? Test de Ishihara

En la mayoría de los casos, los pacientes empiezan a detectar anomalías de carácter visual relacionadas con el desempeño de actividades como las mencionadas al principio: confusión durante las actividades de clase, errores en la selección de vestimenta, etcétera. Como norma general, el daltonismo es una condición presente desde el nacimiento, pero también puede adquirirse durante la madurez como resultado de enfermedades, traumatismos, efectos tóxicos de las drogas, y enfermedades metabólicas o vasculares. Algunos casos son tan leves que incluso pueden pasar desapercibidos por el paciente. Los síntomas más frecuentes son la dificultad para visualizar los colores y su brillo bajo condiciones naturales, y la inhabilidad de establecer la diferencia entre las distintas tonalidades de uno o varios colores.

Existen distintas pruebas tanto para la detección del defecto como para la determinación de su grado. Una de las pruebas más utilizadas es el Test de Ishihara, desarrollado por el Doctor Shinobu Ishihara. Su realización es verdaderamente sencilla:

Consiste en exponerse a un patrón compuesto de múltiples puntos de color. Si no se tiene una deficiencia de color, se pueden identificar las formas o números presentes dentro de los puntos. Si se posee daltonismo esta tarea resultará verdaderamente difícil o incluso imposible.

¿Cómo ve el mundo una persona con daltonismo?

Existen distintos grados de daltonismo: algunos individuos con deficiencias de color leves encuentran dificultad a la hora de percibir ciertos colores bajo luz tenue. Otros, sin embargo, independientemente del tipo de iluminación, no pueden distinguir determinados colores. La manifestación más grave se da cuando la persona sólo percibe la realidad en tonos grises. Esta última es la menos común de todas las formas de manifestaciones. El daltonismo suele afectar a ambos ojos por igual y se suele mantener estable durante toda la vida.

La condición, no obstante, no afecta a la nitidez de la visión.

A continuación, podemos ver un ejemplo de cómo ve una persona que padece daltonismo, comparando la misma imagen bajo la percepción de una persona capaz de apreciar la totalidad del color. Según Verne, de El País, así ve el mundo un daltónico:

El daltonismo, ¿se puede curar?

De momento, desgraciadamente, no existe tratamiento para el daltonismo congénito, a pesar de estar produciéndose grandes avances al respecto. Cuando es adquirido, se puede tratar identificando la enfermedad o droga causante de la deficiencia. En el caso del padecimiento congénito, no supone ningún peligro para la salud. La mayor limitación es no poder desempeñar determinadas profesiones, principalmente aquellas que están relacionadas con las señales lumínicas (controladores aéreos, taxistas, policías, etcétera).

Es importante la detección precoz del trastorno, sobre todo durante la infancia, para así evitar posibles dificultades en el aprendizaje. Aunque no suponga un trastorno grave, existen lentes de contacto y anteojos de naturaleza especial que pueden ayudar a los daltónicos a distinguir diferencias entre colores similares. En el caso de las gafas existentes actualmente, poseen un sistema capaz de filtrar los colores, que, aunque no corrige del todo el problema, repara en gran medida la deficiencia ocular. Pueden suponer una buena alternativa temporal para los que deseen experimentar la satisfacción de apreciar el colorido que nos rodea.

A pesar de no ser un problema visual grave en la mayoría de los casos, desde Optimil recordamos la importancia de la detección precoz de cualquier problema o molestia visual que se perciba. Pide ya tu cita en Optimil para revisar tu visión.

The following two tabs change content below.

Lucía Serrano

Experta en Salud Visual at Optimil Franquicias
En ópticas Optimil tenemos la responsabilidad de cuidar de la imagen de nuestros clientes pero también de algo más importante: tu salud visual.

Autor: Lucía Serrano

En ópticas Optimil tenemos la responsabilidad de cuidar de la imagen de nuestros clientes pero también de algo más importante: tu salud visual.