¿Qué es el astigmatismo y cuáles son sus síntomas?

Banner-_Face

Los problemas visuales son una patología que afecta a multitud de personas en todo el mundo, sin importad la edad. Las más extendidas entre la sociedad son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y las cataratas. En total, un 50% de la población mundial tiene un problema en la vista, del que posiblemente no sea consciente.

Problemas visuales más comunes

Aunque éstas sean las más comunes, existen claras diferencias entre unos problemas y otros. Por un lado, la miopía consiste en un problema de refracción, en el que la imagen se forma delante de la retina.

La hipermetropía por su parte, es un problema que afecta al enfoque visual, que se manifiesta sobre todo en una visión borrosa en objetos cercanos, aunque puede derivar también en objetos lejanos a partir de cierta edad.

Las cataratas afectan en mayor medida a personas que sobrepasan ya los 40 años, y consiste en una visión que comienza a ser algo borrosa, como si se estuviese mirando a través de un cristal pero que puede derivar en ceguera absoluta.

Astigmatismo

 

En el caso del astigmatismo afecta a un 26% de la población española, con datos de 2014, siendo uno de los problemas oculares que más extendido está, además puede coexistir con otros problemas visuales, por lo que se puede categorizar de la siguiente manera:

  • Simple, en el que el único problema es el astigmatismo.
  • Compuesto, es decir, que cohabita con otros problemas visuales relacionados con la refracción. Aquí podemos encontrar el miópico, o hipermetrópico.
  • Mixto, en el que un eje tiene un meridiano principal enfoca de manera miope y otro de manera hipermétrope.

El astigmatismo afecta a las personas que tienen una distorsión en la córnea, ya que su forma normal es redondeada, mientras que las personas afectadas por astigmatismo tienen una córnea con forma más ovalada, teniendo zonas más redondeadas que otras.

Debido a esto, la luz que recibe del exterior entra de manera distinta que en un ojo con una córnea normal. En las personas con astigmatismo, los rayos de luz que entran paralelos por la córnea no enfocan en un mismo punto, sino en dos puntos diferentes, provocando una visión borrosa e irregular.

El problema puede surgir de forma accidental, por traumatismos o intervenciones quirúrgicas, o lo más común, que suele ser por problema genético heredado de algún pariente que ya haya sufrido astigmatismo, aunque afortunadamente en la actualidad existen varias formas de superar el problema.

El  astigmatismo  tiene unos síntomas muy variables, según la edad del que lo padece,  el tipo y la intensidad de éste, puesto que lógicamente, cuanto mayor sea el grado sufrido, mayores serán los síntomas, mientras que si es un grado leve, los síntomas son apenas perceptibles.

Cómo detectar si tienes astigmatismo

Los síntomas más habituales son:

  • Visión distorsionada y borrosa de objetos.
  • Problemas para apreciar con nitidez pequeños detalles, bien sea de cerca o de lejos.
  • Dolor de cabeza, de ojos, enrojecimiento, picor, escozor, mareos, fatiga visual y dificultad para cambiar el enfoque de visión de lejos a cerca y al contrario.

Aunque sea un problema tan extendido e imprevisible, puede ser detectado fácilmente mediante un completo examen oftalmológico consistente en provocar la dilatación de las pupilas y examinar los cambios.

Después de ese examen se sopesan los resultados y se elige uno los distintos métodos para corregirlo, bien sea con el uso de gafas, lentes de contacto e incluso una intervención quirúrgica, ya que prácticamente la totalidad de casos de astigmatismo puede ser operado.

Lo más recomendado, para los que no contemplan la opción de someterse a una intervención quirúrgica, son las lentes de contacto tóricas, unas lentes especiales diseñadas para corregir el problema que origina el astigmatismo, la irregular curvatura del ojo, haciendo que el ojo se regule y adquiera una forma curvada en toda la córnea.

Las características de este tipo de lentes de contacto son, en primer lugar, la curvatura especial, que se regula para cada persona, en función de las irregularidades que presente la córnea del paciente.

Al estar especialmente diseñadas, debe llevarse especial cuidado a la hora de su colocación, puesto que tendrán una posición determinada y hay que llevar especial cuidado a la hora de su colocación, ya que puede causar problemas y molestias continuas si se hace de forma equivocada.

Por último, remarcar la importancia de localizar en una etapa temprana todo tipo de problemas visuales, como en este caso el astigmatismo, ya que un pronto reconocimiento del problema evitará males mayores para la persona afectada, además de poder elegir el proceso de recuperación con más facilidad. Desde Optimil recomendamos, como es habitual, realizar una revisión anual de la vista, para detectar y solucionar posibles problemas visuales.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

The following two tabs change content below.

Lucía Serrano

Experta en Salud Visual at Optimil Franquicias
En ópticas Optimil tenemos la responsabilidad de cuidar de la imagen de nuestros clientes pero también de algo más importante: tu salud visual.

Autor: Lucía Serrano

En ópticas Optimil tenemos la responsabilidad de cuidar de la imagen de nuestros clientes pero también de algo más importante: tu salud visual.